// Vicente Noble Hoy EXPRESIONES: Mi pobre pueblo TAMAYO ~ Vicente Noble HOY

Adsense

lunes, 30 de marzo de 2015

EXPRESIONES: Mi pobre pueblo TAMAYO

Tomas aquino mendez 
POR TOMAS AQUINO MENDEZ
Las lluvias del pasado fin de semana sacaron a flote la precariedad del sistema de desagüe de mi pueblo, Tamayo. Fue penoso ver cómo se inundaron viviendas,  comercios, calles, áreas de recreación y, en fin, todo el casco urbano.

Sucede que hace mas o menos dos años y ante reclamos constantes de los residentes se iniciaron los trabajos de reacondicionamiento de las calles.  También se inició la construcción de un sistema de drenaje. La alegría que sintieron los tamayenses con el inicio de estos trabajos se esfumó en solo dos semanas. Se retiraron los equipos con la  promesa de devolverlos en un “par de semanas”, porque se necesitaban para agilizar la circunvalación de Santiago, que era prioridad del presidente de la República.
Luego de meses de espera y tras gestiones de los hijos de Tamayo en Santo Domingo se logró conseguir la “promesa” de las autoridades de reiniciar los trabajos en corto tiempo, pero todo ha quedado en promesas. Los trabajos iniciados obstruyeron el maltrecho drenaje que existe y complicaron todo. Desde esa fecha hasta hoy, cada vez que llueve el pueblo se inunda. Por eso el pasado fin de semana, con las lluvias que se produjeron en el municipio, los tamayenses rememoraron aquel fatídico 22 de octubre, cuando el huracán Goerge hizo estragos en la comunidad, dejando sin electrodomésticos, sin tierra, sin comida, sin casas  a familias de la comunidad.
El temor se apoderó de los tamayenses y todos pensamos lo peor. Sin embargo, enterarnos de que el río Yaque no era el causante de aquella inundación devolvió la alegría a los rostros. Se trató de un sencillo aguacero que acumuló una importante cantidad de agua en las calle del pueblo debido a que el drenaje no funciona. Es que mi pueblo ya no es mi pueblo en el que hace un tiempo veíamos correr tranquilas y rápida las aguas por los contenes de nuestras calles. Ahora vivimos en medio de contradicciones porque queremos que llueva para que la sequía desaparezca o se reduzca, y no queremos que llueva porque  nuestras casas y calle se inundan.
Así no podemos vivir. Es por eso que clamamos nuevamente a las autoridades para que pongan su mirada en este pueblo. Se nos prometió que al concluir la circunvalación de Santiago estarían dando el arranque definitivo a estos trabajos. Esa via se inauguro el 24 de febrero del 2014 y un año después, la promesa no se cumple.  Este tranquilo y pacifico pueblo va a seguir esperando, pero sepan que todo en la vida tiene un límite y no sabemos cuándo va a colmarse la paciencia de los tamayenses.

0 comentarios:

Publicar un comentario