// Vicente Noble Hoy RADIO ENRIQUILLO EN SU PEOR MOMENTO. CRISIS, DESOLASIÓN. VAMOS TODOS AL RESCATE DE NUESTRA EMISORA. ~ Vicente Noble HOY

Adsense

martes, 25 de febrero de 2014

RADIO ENRIQUILLO EN SU PEOR MOMENTO. CRISIS, DESOLASIÓN. VAMOS TODOS AL RESCATE DE NUESTRA EMISORA.


 Tamayo- La situación en la actualidad de la emisora, es verdaderamente penosa, con apenas dos locutores, que tienen que hacer la función de hasta periodistas para poder sacar al aire el resumen de noticias que ofrecen a sus oyentes al medio día, y una programación destinada casi a la evangelización.


POR TEUDDY A. SANCHEZ
El 27 de febrero del 1977, sale al aire por primera vez Radio Enriquillo, originando su transmisión desde Tamayo, municipio de la provincia Bahoruco.
La estación nació bajo la administración de la congregación católica denominada CICM, que tubo a cargo la estación hasta pocos años atrás.
Radio Enriquillo nació como un proyecto popular, que cumplió su rol en el momento indicado y que sirvió de voz para aquellos que no la tenían.

Muchos problemas se resolvieron por las denuncias que realizaban los agricultores, los dirigentes populares, las amas de casas, en fin todo aquel que tuvo la oportunidad de utilizarla.
Con un personal preparado por la congregación religiosa, Radio Enriquillo formó un equipo de hombres y mujeres capacitados para hacer el trabajo que realizaron para ese tiempo, a pesar de que la tecnología aun no estaba desarrollada como en estos tiempos.

De esa escuela salieron hombres de la talla de Tomas Aquino Méndez, Rafelito Pineda, Vianelo Perdomo, Carlos Santana, Lito Santana, Ramón Urbáez, Oscar Jiménez, Roberto Reyes, Manuel Jiménez, Amauris Aybar, Alcibiades Moreta, Bienvenido Heredia, Juan Tomas Olivero, Miguel Ángel Figuereo y otros que aunque no citamos no dejan de ser tan destacados como los mencionados.
Pero quienes dirigieron a ese personal en diferentes épocas desde la fundación de Radio Enriquillo, fueron hombres de extrema capacidad, entre los que podemos citar a Andrés Gel, Ignacio López Virgil, Gerardo Rogmans y otros sacerdotes que se dedicaron en cuerpo y alma a la estación y a resolver los problemas de nuestra zona a través de la denuncia.
Pero hoy en día, de aquellos tiempos solo quedan los recuerdos, de una época brillante para la radio del Suroeste.
Radio Enriquillo inició sus transmisiones en la frecuencia 1020 de Amplitud Modulada. Hoy transmite en los 93.7 Frecuencia Modulada.
La situación en la actualidad de la emisora, es verdaderamente penosa, con apenas dos locutores, que tienen que hacer la función de hasta periodistas para poder sacar al aire el resumen de noticias que ofrecen a sus oyentes al medio día, y una programación destinada casi a la evangelización.
Creo que Radio Enriquillo aun no esta perdida. Se puede rescatar, solo hay que tener voluntad y hacer las transformaciones que ameriten para sacarla del letargo en que esta.

Planteo lo siguiente a la Diócesis de Barahona, quien tiene a cargo la estación radial. Lo primero es trasladarla a Barahona, lo segundo cambiarle el nombre y tercero ponerla en mano de un equipo con pleno conocimiento de la radio. Manos a la obra, Monseñor Felipe Núñez.

1 comentarios:

  1. Es realmente triste que una emisora que llenó toda una época en nuestra región, por su clara línea de defensa y lucha por los intereses de los mas necesitados de nuestra zona, se vea sin mas salida que la desaparición.

    Es una emisora católica, pero creo que su situación actual se debe a que la iglesia se ha desentendido de ella. ¿Por qué? No lo sé.

    Me resulta raro que esta emisora no haya planificado un plan de cooperación de jóvenes de Vicente Noble y de Tamayo para formar locutores e investigadores. Sería una opción muy buena que, de alguna manera se pueda fundar una especie de Escuela de Locución, siendo Radio Enriquillo la emisora donde se realizarían las prácticas. De esta manera la radiodifusora podría dinamizar y reactivar sus actividades y compromiso con la región, además de seguir formando figuras importantes de la locución Dominicana.

    Creo que se debe cambiar la programación para hacer la emisora atractiva a los ayentes sin cambiar su objetivo fundamental de cooperación y lucha con el pueblo.

    No se si el traslado a Barahona y el cambio de nombre sería la solución. Creo que con una campaña de rescate y reactivación mediante la formación de personal se podría conseguir. La iglesia debe dedicar recursos para evitar que esta obra desaparezca.
    De no suceder esto, Radio Enriquillo será vendida o cedida a un grupo de comunicación comercial de los pocos que gobiernan nuestro país, muriendo de esta manera una de las emisoras populares que tantos precedentes de compromiso y responsabilidad sentó en nuestra región.

    ResponderEliminar